¿Recordáis la primera vez que fuisteis a una mercería?

Yo no jajaja. He ido tanto de pequeña que ya ni recuerdo la primera vez. Mi madre siempre me llevaba con ella a la mercería y allí compraba todo lo que necesitaba para costura, vestimenta…
¡En esas pequeñas tiendas siempre había de todo! Con sus paredes repletas de productos expuestos: medias, leotardos, lazos, botones…
Y siempre una persona al detrás de su mostrador con la sonrisa más amplia que se pudiese tener y dispuestx a ayudar a todo aquel o aquella que lo necesitase. Sabían de todo, un universo de conocimiento infinito sobre medidas y adaptaciones.

Desde aquellos tiempos la verdad es que todo ha cambiado mucho, aunque en ocasiones nos encontramos con mercerías con solera, de las de toda la vida. Siempre que veo una entro, sé que dentro encontraré un paraíso de botones. Antaño estos pequeños tesoros eran muy demandados, el upcycling no es que estuviese de moda, es que era la norma. Y todavía estos lugares son poseedores de grandes alijos dentro de sus cajones.

Con el paso del tiempo todxs nos hemos modernizado y muchos hasta hemos llegado a dejar de ir a estos templos donde horas de tu mañana se podían pasar volando. Ahora será que esos tiempos los invertimos en pantallas. Menos mal que siempre hay alguna persona u organización pensando en la forma perfecta para ayudar a los pequeños negocios y conectarles con esas personas que tienen necesidades y por desconocimiento no saben dónde acudir.

Aquí es donde entra Castelltort con un proyecto que llamó mucho mi atención. Hace unos días me llamaron de Rosas Crafts y me dijeron: “Ali, te importa si subimos tu kit a Mercerlob”. “Merce ¿qué? Estoy deseosa de que me expliques”.

Mercerlob es un Marketplace de mercerías. Es decir, una plataforma que posibilita a las mercerías de toda la vida o las nuevas que aún no cuentan con una página web a tener un espacio digital. Allí pueden vender sus productos y venderlos, de esta manera también pueden llegar a nuevos clientes.
¿Lo que más me gustó? Que el cliente puede elegir entre que la mercería le envíe el producto a su casa o la recogida en tienda. ¿Sabéis lo que eso significa? Que si lo recoge en tienda puede aprovechar para saludar a esa persona que regenta la mercería y charlar con ella un rato de sus cosas, como antaño. Me enamora porque le siento que un proyecto así dota de diferentes posibilidades tanto a pequeños negocios como a usuarios de sus servicios.

Si eres mercería y quieres bichear un poco sobre este proyecto solo tienes que escribir a hola@mercerlob.com y te atenderán encantados. Y si eres usuario y te apetece utilizar una forma de compra online con la que sientas estás apoyando al pequeño negocio solo tienes que entrar en www.mercerlob.com

El kit de la Catalina Cardigan ya lo tienen subido en Mercerlob y con un 10% de descuento. Así que si estabas pensando hacerte con él pero en una mercería ahora tienes la oportunidad y encima con un descuento. ¡Toma ya!. Pincha en el botón y hazte con él:

A ver ese kit…

¡Me encanta descubrirte estos proyectos que a ti y a mí tanto nos gustan!