Este finde estuve de boda.

Siempre que me enfrento a escribir estas cartas para llegar a ti y compartir contigo parte de mi ser, jamás sé cómo voy a terminar. Solo sé lo que me apetece contarte, con una frase. La primera frase. Pero nunca sé realmente cómo va a desarrollarse el texto o cómo voy a terminarlo. Porque esto es una charla informal entre amigxs y en este tipo de charlas la improvisación es lo primero.

Pues eso, este finde estuve de boda. Fue preciosa. Se casaban unxs amigxs que mantienen una relación preciosa. Él es amigo de Albert desde pequeños y ella se ha convertido en una preciada amiga desde hace mucho, mucho tiempo. Comparto con ella bastantes aficiones. Es maestra y aboga por métodos alternativos entendiendo que los límites son la base para que estos puedan llevarse a cabo. Me encanta ella y su forma de reflexionar sus opiniones.

Hace tiempo, poco menos de un año, me sorprendió una tarde diciéndome: “Me he comprado tu curso de Domestika y me encanta”. Realmente no sé cómo explicaros lo que esas palabras pueden significar para mí. Es que siento tal alegría. ¿Sabes lo que es que alguien confíe en ti para aprender una habilidad? Sé que a diario me enfrento ante esa situación desde hace más de 15 años, soy maestra. Pues aún así sigue sorprendiéndome como el primer día. Puede que sea que los demás confían más en mí de lo que yo misma lo hago. Pero pienso que esto es algo muy común al ser humano y que tampoco hay que darle mucho bombo. Realmente está guay seguir sorprendiéndome a diario y agradecerlo.

La boda fue preciosa, una casa hermosa, con un jardín increíble. Las personas justas, todas volcadas en lxs novixs. Realmente merecían algo tan bello y fue un honor ser testigo de tan bonito momento. ¿Recordáis que hace unas semanas subí un stories de un #NordicDreams espectacular? Pues ella, mi amiga Paula, lo había tejido. Para su pequeño Manuel. Que fruto del amor nació hace tres semanas. Y está siendo tan bonito verles convertirse en familia.

Soy consciente de que estos últimos meses me ha costado estar presente en nuestra relación. Pero ella siempre ha estado ahí, escribiendo, llamando, preguntando. Son pequeños detalles que tienen tanto significado. El permitirme tejer a través de sus manos en momentos tan duros para mí. Darle un valor a su creación trayéndolo a casa orgullosa para que pudiera verlo. Era tan bonito.

En su boda me emocioné muchísimo. Desde entonces sé que mi herida por la pérdida de mi padre está más abierta que nunca. Yo lo sabía, pero el sábado lo confirmé. Le eché tanto de menos.

Saber que no va estar en mis futuros momentos importantes y los de Lucas y Albert me parte el corazón. El que no le hayamos podido contar una noticia que cambiará nuestras vidas. El seguirle sintiendo tan cerca sabiendo que están tan lejos a la vez. ¡Buah! Es que me parte el alma, sinceramente.

Qué difícil es esto del duelo, la verdad. Pero a la vez esa boda fue tan bonita y tan significativa para mí. Jamás la olvidaré. Porque sentí.

Por cherto, adivina qué vestí en esa boda. Fue flipante. ¡¡Fui handmade!! Tengo que enseñarte una fotito en instagram. A ver si esta noche me da tiempo y puedo compartirla contigo. Me hace especial ilusión.

Nordic Dreams
Nordic Dreams
Crusos Alimaravillas
Curso Domestika